Lo que queda

Estándar

nostalgiaCuando he saboteado todos tus intentos, cuando al parecer no te rindes y soportas cada negativa con admirable dignidad y luego de haber estudiado con extremo cuidado los sinsabores de mi carácter casi indescifrable, mientras yo apenas logro entender el tuyo… eres lo que queda.

No como remanente de las experiencias que nunca tuve o por la acumulación inconstante de intentos fallidos. Eres lo que queda cuando pasaron tormentas, depresiones, desatinos y paz, eres lo que queda tras éxitos o derrotas.

Eres el libro que aún anda rodando por el cuarto y después de leído y repasado sigue teniendo valor. Con paciencia y comprensión infinitas te conviertes en indispensable porque no abandonas, no desistes… te sorprendo en la lista de las consultas obligadas antes de la decisión definitiva.

Solo a ti permito las groserías que a nadie hubiese escuchado hasta el final, solo tú compartes destempladamente lo que piensas o haces y logras que, horrorizada ante tus revelaciones, no pueda dejar de leerte.

Me descubres la realidad de golpe sin opciones de defensa, pero tampoco dejas de sostenerme; eres el refugio de mis desahogos, el amigo invariable, la historia nunca olvidada y sabiendo que quizá jamás te querré como un día pretendiste, sigues ahí cuando lo he perdido todo porque, sobre lo bueno o lo malo que me tocará en esta vida, eres siempre lo que me queda para seguir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s