Opción de cambio

Estándar

pies de cambioEl cambio es tan difícil como una quiera. Entusiasma en la misma medida que aterra; tan pronto te pone alas o, por lo contrario, obliga a un lanzamiento en paracaídas.

Nunca sabes con certeza lo que hallarás del otro lado y eso… perturba. Sorpresa que incita a iniciar el juego. Desconocimiento que despierta el ligero sueño de la inseguridad. Posiciones enfrentadas: duda y deseo, comodidad y riesgo, desespero y calma…no hay uno sin otro y el éxito queda justo donde nacen y mueren; allí donde conviven por un instante al tiempo que prevalece el más optimista.

Por eso el cambio es cuestión privada, elección de vida, tanto impulso como retroceso, todas las lecturas en una gracias a la percepción individual.

Desde dentro o solo por fuera, lento o apresurado, más vale no descuidar esencias. Quererlo no basta. Necesita auto conocimiento y estudio de posibilidades, planes de contingencia y ganas.

Pese a todo, siempre vence al inmovilismo rutinario. Alternativa de vuelo o temible aterrizaje, prefiero la opción de cambio a quedarme en la intención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s