Golpes

Estándar

golpesHace falta coraje para que los golpes de la vida no enmudezcan tu alma y mengüen la ingenuidad porque cada vez que un suceso te derriba el piso algo cambia radicalmente, muy dentro se transforma una fibra que ya nunca volverá a ser como antes, aunque luches incansablemente por remendarla.

Cuando la rutina te cambia sin aviso, cuando los planes no funcionan, cuando alguna visión errada de los acontecimientos te obliga a replantearte cuanto has pensado hasta el momento y logras descifrar la manera más correcta de reaccionar, aprendes a crecer.

Pero qué tal los que no lo superaron del todo, los que se volvieron más hoscos, los que cambiaron el ánimo y empezaron a ver a su alrededor que no todos son buenos, que detrás de una frase hay muchas intenciones y que una acción esconde un propósito premeditado de dudosos sentimientos.

Lo que vives, te define solo en la medida que quieras. Cuán difícil es entender a tiempo, convivir con lo que fuiste y lo que ya no eres, eso que no quieres dejar ir, aunque necesariamente tiene que cambiar.

Unos pagan la culpa de otros, al tiempo que sana quien no hizo ningún daño: todo se compensa. Crece en ti aquello que más valoras: lo bueno o lo malo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s