Las vueltas

Estándar

vueltasEn algún lugar de Cuba a esta misma hora alguien ama o siembra o simplemente pasa el rato, y yo escribo… Después de mucho tiempo sin volver a hacerlo, sin hallar la inspiración para regresar al sitio de los desahogos, encuentro paz.
Los cambios suponen vueltas hacia arriba o hacia abajo, pierdes la estabilidad, te quedas sin rutinas y todos los días son abrumadoramente nuevos. Eso implica que unas veces andas bien y otras requetemal; de cuando en cuando, dudas de la decisión o con igual fuerza, te alegras.
Por mucho que preveas, imagines, vaticines, sueñes… la realidad gana siempre. Para cambiar hace falta apoyo, disposición, seguridad y no sé cuantos requisitos que permitan acopiar la voluntad suficiente para salir de la zona de confort y arriesgar.
Más allá de los tres meses que los psicólogos señalan como período de adaptación, tomará bastante tiempo construir el nuevo modelo de vida. Entre la incertidumbre y el temor a perder el rumbo, solo vencen los osados, los que no se rinden y persisten en el empeño de seguir.
Ya no interesa si la vuelta que te tocó vivir va en espiral, parece redonda o cuadrada. Importa el resultado, y más si no llega; que no se transforme lo que esencialmente fuiste o deseaste y que al cabo de tantas vueltas, haya valido la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s